Rekuerdo akellos viajes familiares, si si!! lo rekuerdo komo si hubiera sido ayer (tipika frase no??) jajaja.. 

De pronto un dia, mi papá decia.. Niñas, preparen sus cosas, mañana salimos de vacaciones.. todo se konvertia en desorden, sweaters por aki, jeans por aka, tennis mas allá..

Siempre pensaba k tenia k  llevar ropa extra por si akaso.. me mojaba en el rio, me ensuciaba con lodo,  en fin..
Cuando intentaba cerrar mis maletas, una kosa extraña sucedia.. misteriosamente el cierre de la maleta se ponia en mi contra, y se negaba a cerrar sus dientitos, asi k tenia k elegir entre zapatos ó tennis!!, y terminaba subiendo al carro, como un osito panda, con 2 chamarras sobrepuestas, para ahorrar espacio.. 

Intentaba entretenerme kon el paisaje, viendo el kolor de otros autos, mirando como mi maskota buskaba desesperada la ventanita del auto para respirar un poko aire, y aliviar su tension je!..  y entonces.. la pregunta obligada... Mami .. ya vamos a llegar?? kuanto falta?? ya casi?? y entonces decia ... si ya casi, duermete un ratito!

Kuando creci.. entonces las kosas eran diferentes... en el transcurso del recorrido, cuando me tokaba poner mi cd favorito, el viaje era maravilloso, y entonces esperaba k jamas terminaran las 13 canciones del cd ... y entonces cuando escuchaba.. "Soy el jefe de jefes señores" "Oops! ..I did it again".. sabia k algo estaba mal.. mis 13 kanciones habian terminado, y ahora en las karas de mi papi o hermana se dibujaba una sonrisa y entonces.. era el momento para  disfrutar de un sueñito!

..Como olvidar los remedios para todo, k llevaba mi mami , pastillitas para el dolor de estomago, agua para la sed, en fin.. un botikin andante..
kuando por fin llegabamos a kasa de mis abuelos, y pasaban los días, deskubria, k mi zapato habia viajado solito, y su compañero se habia kedado en kasa! ó k solo llevaba un par de calcetas,  y el cepillo de dientes lo habia olvidado... 
                                                                    
     Ahh  k buenos tiempos!!
1 Response
  1. Marco Says:

    Pues sí. Siempre se echan de menos esos viajes de la infancia (divino tesoro).

    Y eso de dejarse algo, en mi opinión, no sólo es inevitable sino que, hasta cierto punto, es necesario! ¿qué sería de un viaje, si no nos dejásemos el cepillo de dientes, o ropa interior, o calzado de repuesto?

    El morbo de lo imprevisto hace que los viajes sean aún más intensos de lo que son.

    Un placer leerte y que me leas, como siempre. Un beso!