A él, tuve la oportunidad de conocerlo en la prepa, sin duda alguna, dejo mas que una huella en mi vida, él era un chico como ningun otr: tierno, amable, sensible, carismatico, siempre tenia una sonrisa para todos, era el chico que cualquiera podía querer como mejor amigo.

Estabamos en tercer semestre, e iniciamos un amistad que traspasaba ls horarios d ela escuela.. Él y yo teniamos muchas cosas en común, teniamos afinidad de caracteres, coincidiamos en muchas cosas, nos preocupabamos el uno por el otro.
Lo mejor era la clase de biología,  donde aprendimos a conocernos, nos encantaba bromear, formábamos un gran equipo, es por ello, que cuando el o yo no asistíamos, la clase se convertía en eso, una simple clase de biología, tuvimos algunos viajes juntos, las practicas de campo, eran muy divertidas, recuerdo su gran sentido del humor, en especial al atrapar un lagartija y amarrarla por la cola, darle vueltas y está salir  disparada  dejándonos  como  recuerdo  un   pedazo  de su  cola  jaja! al mens  para  nosotros  fue  muy  divertido.


A  él  no le  importaba  cargar  mi  mochila  aunque  las distancias fueran  largas  después  de  todo  el  desayuno  seria para  los  dos, sin  duda  en  poco  tiempo  llegamos  a  conocernos  muy  bien, puedo  decir  que  ha  sido  una  de  las  pocas  personas  que  con  su  presencia  cambio  mi  vida.


Llegó  la  Navidad  y  al  entrar  a  clases  en  enero  para  el siguiente  semestre  entre  saludos  y  bienvenidas  nos  dimos  cuenta  de  que  no  había  llegado. Mas  tarde  supimos  que  estaba  enfermo  y  que  esa  semana  no  asistiría  a  la  escuela. Llego  el  lunes  siguiente  y  estaba  ahí  un  poco  desmejorado  pero  ahí  estaba,  me  extraño  que  no llevara  libros, me  dijo  que  solo  había   ido  a  saludarme, que  estaba  en  recuperación.


Me  explicó  algo  sobre  paperas  no  pude  evitar  reír  y  mi  corazón  descanso  solo  era  cuestión  de  tiempo  y  el  volvería...Su  ausencia  comenzó  a  alargarse  más,  nos  decían  que  las  paperas  se  habían  complicado  y  que  tenia  un  dolor  que  no  lo  dejaba  dormir  fue  la  primera  vez  que  estuvo  internado,  nos  organizamos  para  visitarlo  en  su  casa  pero  el  no  quería  visitas.
Posteriormente, me entere, que  lo  que  había  iniciado  como  paperas  se  complico  y  resulto  ser  un  cáncer  que  amenazaba  la  vida  de  mi  amigo.
Yo  no  sabia  gran  cosa  de  esa  enfermedad  solo  sabia  que  curarse  seria  difícil,  pensé  que  en  poco  tiempo  el  estaría  bien.. 


Yo, por mi parte, me  sentía  molesta  ¿Cómo era  posible  que  un joven  de  17  años, con  toda  una  vida  por  delante, con  tantas  ilusiones  y  planes  ahora  estuviera  debatiéndose  entre  la  vida  y  la  muerte?
... Pasaron los  meses  y  el  semestre  terminó  iniciamos  una   nueva  etapa  el  ultimo  año  de  la  prepa. Él  había  llegado  nuevamente  al  hospital, eso  me  alarmo  así  que  pese  a  que  el  rechazaba  todas  las  llamadas, decidí  marcar  a  su  casa...Nunca  me  sentí  molesta  ó  triste  porque  el  rechazara  mis  llamadas, en  el  fondo  de  mi  corazón yo  hubiera hecho  lo  mismo. Quería  ser  prudente  pero  al  mismo  tiempo  quería  estar  con  él,  no  sabia  que  hacer  ó  como  actuar.


Un  día  decidió  contestarme  y  hablamos  de  tantas  cosas  que  a  mi  me  dolían  porque  eran sueños  y  promesas  que  difícilmente  se  harían  realidad. Prometió  que  regresaría  a  la  escuela, saldríamos  a  dar  la  vuelta  y  me  enseñaría  a  manejar, me llevaría de la escuela a la casa.


Paso un largo año, desde que le diagnosticaron cáncer, llegó la época navideña, mi familia y yo, asistiriamos a un concierto, mis padres salieron un poco mas temprano,  yo me reuniria después con ellos. Sonó el teléfono, pensé que tal vez habían olvidado algo, pero escuche una voz fría y con cierto grado de tristeza, era una amiga que me informaba la muerte de él, no lo podía creer, mi mundo se derrumbaba. 


Así en un mar de confusiones, me preparaba para asistir al funeral de mi amigo. Cuando vi  a sus padres, tan destrozados por la perdida, fue una de las mas experiencias más tristes que he vivido. Finalmente lo vi lucia muy diferente, se veía cansado y demacrado.


Me prometí a mi misma despedirlo sin llorar, después de todo, él se lo merecía, pero a verlo no pude contenerme me invadió la tristeza y un vació muy grande que no sabia manejar. Nunca me despedí de el, nunca le dije cuanto lo quería, porque todo había pasado muy rápido, y ahora estaba frente a él, pero ya no podría escucharme.
Esa noche fue una de las mas largas y tristes que recuerdo.


Yo no podía superar la perdida y dejar ese sentimiento de tristeza y culpa, porque aunque yo no lo había matado, sentía que le había fallado, nuestras promesas y aventuras quedaban  inconclusas...


Dicen  que  el  tiempo  sana  las heridas  pero  pasaron  muchos  meses  y  el  vació  aun  estaba  presente. Entre  a  la  universidad  y  sentía  que  yo  tenia  que  vivir  mi  vida  y  la  de  él. Era  como  si  aun  no  lo  dejara  ir, me  sentía  culpable, creía  que  tenia  una  gran  responsabilidad  y  eso  lo  trate  de  cubrir  con los  nuevos  amigos  y  la  escuela.


No  entendía  que  no  se  trata  de  buscar  algo  con  que  llenar  el vació  sino  restaurar  tu  corazón. Conocí  nuevas  personas, pero  siempre  las  comparaba  con  él. Paso mucho tiempo, sin que ese "Dios tirano" y yo hablaramos, simplemente tenia grandes problemas con el... un día, deskubri k todas las kosas tienen un motivo, y despues de una perdida, hay grandes kosas k a veces somos incapaces de entender..


A  pasado  el tiempo  y hay cosas  que  ya  no  recuerdo  de  él,  sin  embargo  nunca  olvidare  que..  


"Los  amigos  son  angeles  que  nos  llevan  en  sus  alas  cuando  las  nuestras  han  olvidado  como  volar..."
7 Responses
  1. me paso!!!!

    si me paso mi amigo murio
    pero me di cuenta por una cancion
    que el siempre estaria ahi
    para mi y a parte esta en un lugar
    feliz y trankilo sin dolor
    solo paz y amor...

    la cancion se llama ENTRARE y
    el grupo que lo canta se llama
    JESED ojala puedas escucharlo
    de verdad es como si el te lo cantará



    =D


  2. Que importantes son los amigos en nuestras vidas,que historia tan conmovedora,compartí ese dolor...


  3. Cl@udette Says:

    Ahora tienes un angelote en el cielo, que a la par que tú vives por los dos en la tierra él cuida que esos pasos sean los correctos....animo esa amistad es un tesoro que tendrás por siempre en ti

    Saludos


  4. Kareen Says:

    Me toco' algo parecido con alguien realmente joven. Creo que eso es lo que ma's golpea; ver todo lo que pudo y ya no va a ser... Pero cuando miras todo lo que SI fue, descubres que cada momento fue un autentico regalo.

    En serio me llego' la historia.
    Saludos.


  5. Nacho Says:

    Muy lindo tu post, me emociono mucho, debe ser muy duro perder un amigo, gracias a dios por ahora nunca me toco una experiencia asi,pero sinceramente no se como lo manejaria si tuviera que hacerlo.
    A veces vivimos nuestras vidas tan preocupados por el consumismo y los problemas,que nos olvidamos de las personas a las que amamos, y despues,a veces,es muy tarde.


  6. Dayann Says:

    GRACIAS POR SUS KOMENTARIOS, ES UN PLACER K PASEN POR AKI!..
    ESTO PASO HACE APROX. 3 AÑOS,Y AUN LA PERDIDA ESTA AHI, HE APRENDIDO MUCHAS KOSAS, LA + IMPORTANTE, ES EL EXPRESAR LO K SIENTES POR OTRAS PERSONAS K ESTAN A TU ALREDEDOR, AUN KUANDO PIENSES K ELLAS SABEN CUANTO LAS AMAS...


  7. Alexander Says:

    nunca he vivido nada parecido, sin embargo esto no me inhibe a hablar sobre ello. Perder a alguien querido siempre es dificil, complicado. Creo tienes un gran corazon por recordarlo de esa manera y estoy muy contento de seguir a una escritora con el talento y el alma q tienes.
    Un gran post.
    Un abrazo.